Salvia divinorum

El estudio más completo de Salvia divinorum, un miembro de la familia de la menta, fue publicada en el Journal of Ethnopharmacology en 2013 por un equipo de investigadores dirigido por Ivan Casselman.

Su artículo «se concentra en la investigación de Salvia divinorum durante los últimos 50 años, incluyendo la etnobotánica, la etnofarmacología, la taxonomía, la sistemática, la genética, la química y la investigación farmacodinámica y farmacocinética».

En la sección etnobotánica, los autores relacionan los usos tradicionales de las hojas frescas de esta planta con el chamanismo mazateco en Oaxaca, México, donde la planta se utiliza como paliativo para los pacientes cercanos a la muerte. En Estados Unidos, Canadá y Europa se están explorando enfoques similares para lograr una atención más eficaz de los enfermos terminales.

Los curanderos mazatecos, hombres y mujeres, reciben formación de aprendizaje con tres plantas: las hojas de Salvia divinorum, las semillas de Ipomoea violacea y los hongos Psilocybe spp.

«Inicialmente», dicen los autores, citando un trabajo publicado por Leander J. Valdés, «los aprendices ingieren dosis cada vez más grandes de hojas de Salvia divinorum que les muestran el camino al cielo, donde los iniciados aprenden del árbol del conocimiento».

En cuanto a la química de la planta, el equipo de investigadores de Casselman confirma que «es el diterpeno salvinorina A el responsable de la bioactividad en Salvia divinorum y que también se consideran potenciales compuestos principales en la investigación farmacéutica».

Publicaciones Similares